FANDOM


Los reptiloides, también conocidos popularmente como reptilianos, son una raza proveniente de los Draconianos. Son reptiles humanoides que juegan un papel destacado en la ufología. Su origen fue la evolución de una raza inteligente en el planeta Tierra, en forma paralela a la humanidad, de origen intraterrestre.

Son los restos de una antiquísima civilización pre-humana; como prueba de ello no tenemos más que echar un vistazo al legado dejado por civilizaciones como la azteca. Algunos ejemplos de influencias reptilianas se han dado en los siguientes casos:   

Quetzalcoatl

Es el nombre de la deidad descrita como Serpiente Emplumada de la antigua , uno de los principales dioses de muchas civilizaciones en lo que es hoy México y Centroamérica. El nombre Quetzalcoatl literalmente significa (serpiente emplumada) Serpiente o serpiente con plumas de Quetzal (El Quetzal tiene connotaciones divinas en estas civilizaciones). Relacionados a este están Kukulkan, de los Mayas y Gukumatz de los Quiche.

Representa la dualidad inherente a la condición humana: la "serpiente" es cuerpo físico con sus limitaciones y las "plumas" son los principios espirituales. Otro nombre aplicado a esta deidad es Nahualpiltzintli, "príncipe de los Nahuales".

Las enseñanzas de Quetzalcóatl quedaron recogidas en ciertos documentos llamados (‘antiguas palabras’), transmitidos por tradición oral y puestos por escrito por los primeros cronistas españoles. Se han publicado traducciones parciales de los mismos.

Quetzalcoatl

Debido a que consideraban que todo el Universo tiene una naturaleza dual o polar, los toltecas creían que el Ser Supremo tiene una doble condición. Por un lado crea el mundo y por el otro lo destruye. La función destructora de Quetzalcóatl recibió el nombre de Tezcatlipoca, “espejo negro que humea”, cuya etimología es la siguiente: Tezcatl, “espejo”, tliltic, “negro”, Poca, “humo”. Los informantes del padre Motolinía describieron a esta deidad del siguiente modo: «Tezcatlipoca era el que sabía todos los pensamientos y estaba en todo lugar y conocía los corazones; por eso le llamaban Moyocoya (ni), que quiere decir que es Todopoderoso o que hace todas las cosas; y no le sabían pintar sino como aire.» (Teogonía e Historia de los Mexicanos)

Con un fin didáctico, el mito acentuaba la contradicción entre Quetzalcóatl y Tezcatlipoca. Sin embargo, su identidad esencial queda establecida en los códices y otros testimonios gráficos, donde ambas deidades comparten los mismos atributos.

Cécrope I

Cécrope I, el mítico primer rey de Atenas era mitad hombre, mitad serpiente. Se ilustra como ejemplo en un friso en el altar de Zeus de Pergamo.

En la mitología griega, Cécrope (en griego antiguo Κέκρωψ, ‘rostro con cola’) fue el primer rey que tuvo la ciudad-estado de Atenas. Según cuentanPausanias y Heródoto,​ fue conocido también como Erecteo. Se dice que nació directamente de Gea, por lo que se le cuenta como uno de los autóctonos griegos. Su nacimiento sobrenatural era la causa de que la parte inferior de su cuerpo tuviera forma de serpiente.

Cecrops.jpeg

Naga

En el marco de la mitología hinduista, los nagas son un tipo de seres o semidioses inferiores con forma de serpiente.

Shinomen naga

La representación de los nagas tiende a ser negativa. Se los retrata como las víctimas que merecían la muerte en el sarpa iagñá (el sacrificio de serpientes) y la predación en manos del hombre ave Garudá. El texto los llama «perseguidores de todas las criaturas» y dice que «las serpientes tenían veneno virulento, gran poder y exceso de fuerza y siempre intentaban morder a otras criaturas».​ Al mismo tiempo, los nagas juegan un papel importante en las leyendas narradas en el texto, frecuentemente no más malvados o engañadores que los demás protagonistas, e incluso a veces del lado de los "buenos".

Generalmente en el texto aparecen con forma mezcla de humanos y serpientes. Otras veces aparecen con forma humana y luego con forma de serpiente.

Por ejemplo, la historia de cómo el príncipe naga Shesha terminó sosteniendo al mundo sobre sus capuchas comienza con la escena en que él aparece como un dedicado asceta humano, «el cabello recogido con un rodete, la ropa hecha jirones, y su carne y piel seca debido a las austeridades que estaba practicando. El dios Brahmá queda complacido con Shesha, y le encarga sostener el mundo sobre su cabeza. En este punto, Shesha aparece con los atributos de una serpiente. Entra por un agujero en la Tierra y se desliza hasta el fondo, donde carga la Tierra sobre su cabeza.

Medusa

En la mitología griega, Medusa (en griego antiguo Μέδουσα Médousa, ‘guardiana’, ‘protectora’) era un monstruo ctónico femenino, que convertía en piedra a aquellos que la miraban fijamente a los ojos. Fue decapitada por Perseo, quien después usó su cabeza como arma  hasta que se la dio a la diosa Atenea para que la pusiera en su escudo, la égida. Desde la antigüedad, la imagen de la cabeza de Medusa aparece representada en el artilugio que aleja el mal conocido como Gorgoneion.

RubensMedusaCa1615Hermitage

Yamata no Orochi

Yamata-no-Orochi (八岐大蛇 gran serpiente dividida en ocho) es un monstruo de la mitología japonesa. Está descrito en los libros sintoístas Kojiki y Nihonshiki como una deidad que vivía en la zona llamada "Torikami", en el país de Izumo. Aunque también se dice que es una "versión" japonesa de la Hidra de Lerna. Tiene ocho cabezas y ocho colas, por lo cual se le llama "Yamata". "Orochi" significa "serpiente gigante", y suele venerarse como la deidad de la montaña en el sintoísmo.

Yamata no Orochi

En una región llamada Torikami, arriba del río Hi-no-kawa de la antigua tierra de Izumo, un príncipe santo bajó expulsado del cielo: Takama-ga-hara. El hijo de Izanagi y hermano de la diosa del Sol, Amaterasu, se llamaba Susanowo no mikoto. Al llegar al río, vio un palito pasar flotando, y así siguió su paso río arriba pensando que habría gente viviendo allí. Al poco tiempo encontró a un matrimonio anciano sollozando con una muchacha a su lado. El dios les preguntó quiénes eran y qué les pasaba. El anciano le contestó: "Soy un hijo del dios del país Oyamatsumi no kami y me llamo Ashinazuchi. Mi esposa es Tenazuchi, y nuestra hija Kushinada".

También le explicó que Orochi dominaba la provincia, y pedía sacrificios de vírgenes.

"Teníamos ocho hijas, pero Yamata-no-Orochi se las tragó una a una cada año, y solo nos queda nuestra hija menor. Y ahora el monstruo viene a buscarla. Por eso estamos llorando así".Susano'o le preguntó: "¿Qué forma tiene?" El anciano respondió; "Sus ojos son rojos como alquequenjes, y tiene un cuerpo con ocho cabezas y ocho colas. Su tamaño llega a ocupar ocho valles y ocho colinas. Su panza siempre está inflamada y cubierta con sangre". Aunque en ninguna de sus representaciones, Yamata aparece de cuerpo completo.

Susano'o, que se había enamorado de la joven, le dijo: "¿Me dejará casarme con su hija si la salvo?". El hombre le contestó: "Le agradezco su interés, pero aún no conozco su nombre". "Soy el hermano de Amaterasu Omikami. Y acabo de bajar de Takama-ga-hara", se le respondió. La pareja le dijo: "Oh, si usted se digna hacer esto, nuestra hija es suya". Susano'o convirtió a la chica en una peineta sagrada y se la puso en el cabello, y dijo: "Preparen un licor bien destilado. Rodeen su casa con cercas, y haganles ocho puertas y ocho palcos. Dejen una copa en cada palco, echen el licor, y esperen".

Lo prepararon todo tal y como Susano'o les ordenó, y esperaron. Al rato apareció Yamata-no-Orochi. Inmediadamente Orochi metió sus cabezas a las copas y bebió. Quedó emborrachado y se durmió allí. Entoncés Susano'o sacó su espada de un metro (Totsuka no Tsurugi) y cortó a la serpiente en pedazos. El río se manchó de sangre. Cuando cortó la cola del medio, su espada se desportilló. Extrañado, rajó la cola con la punta del filo, y dentro descubrió otra espada, Murakumo-No-Tsurugi, que más tarde sería llamada Kusanagi (草薙, Cortadora de Hierba) por Yamato Takeru. A continuación, tomó esa espada y obsequió a Amaterasu con ella, contándole lo ocurrido.

Los Reptilianos en los últimos siglos

Pese a que los reptilianos supusieron una gran influencia folklórica para los humanos, en la época comprendida entre los siglos XV y XIX los reptilianos sufrieron numerosas bajas, llevándolos al borde de la extinción. Obligados a buscar una solución contra la decadencia de su raza; la cual no fue otra que la alianza con brujas y humanos en los altos mandos.

Tras llevar a cabo lo que parecía ser la mejor opción, llegaron a su apogeo, logrando integrarse en la sociedad humana sin ser descubiertos. Todo gracias a la magia transformista propiciada por las brujas y el apoyo político por parte de las logias masónicas e Illuminatis, manteniendo oculta la existencia de los seres humanoides.