FANDOM


¿Qué es un plano astral? Como la propia combinación de palabras nos sugiere, es una "superficie" relacionada con los astros.

Un astro es cualquier cuerpo celeste que dispone de una forma definida; existen una importante variedad de astros en el universo, los cuales han sido categorizados por los astrónomos para su mejor explicación y ubicación.

Entre estos se encuentran: estrellas, planetas, satélites, cometas y meteoros. ¿Quiere decir esto que un plano astral es aquello que se haya sobre una de las superficies ya mencionadas? No, existen muchos planos distintos, los cuales también son categorizados como planos astrales.

Olimpo

Concepto del Monte Olimpo 1

El olimpo se formo por sí mismo, nacido de lo más profundo del inframundo, surgido del rio de las almas, el monte olimpo había emergido del profundo caos y mientras más crecía, crecía el poder de los olímpicos.

En un principio solo existía el Caos. A continuación, Gea (Madre Tierra) engendró por si misma a Urano (Firmamento Estrellado). Gea se unió a Urano y tuvo varios hijos.

En primer lugar nacieron seis Titanes varones: Océano, Ceo, Crío, Hiperión, Japeto y Crono.

Y seis Titánides mujeres: Tía, Rea, Temis, Mnemósine, Febe y Tetis.

Luego Gea y Urano tuvieron otros hijos, los Cíclopes: Arges, Estéropes y Brontes.

Y más tarde fueron padres también de los Hecatónquiros, tres monstruos gigantes con cien brazos y cincuenta cabezas cada uno.

Urano era malvado y cada vez que Gea iba a dar a luz, los retenía en el vientre de Gea, no permitiendo que nacieran. Gea, cansada de sufrir, ya que sentía que estaba por explotar, urdió un plan: Dio a luz una hoz de acero brillante y buscó la ayuda de Crono, el más perverso de sus hijos para que le cortara los órganos genitales mientras dormía.

Crono esperó agazapado que Urano roncara plácidamente y con la hoz provista por su madre, lo castró tirando sus órganos al mar.

Crono mantenía encadenados a todos los monstruos en las profundidades de la tierra.

La sangre derramada, volvió a fecundar la tierra. De allí nacieron las Erinias, espíritus vengadores de los crímenes de sangre, Los Gigantes y las Ninfas Melíades o de los árboles de fresno (Yggdrasil). Del órgano que cayó al mar nació la diosa Afrodita, que encontraron flotando en una concha marina.

Crono se unió a Rea, pero también tenía la mala costumbre de comerse a sus hijos, entonces el menor, Zeus, lo destronó y conquistó el dominio de aquella parte del mundo.

Los Titanes que estaban confinados en las profundidades, no estaban de acuerdo y se sublevaron agitando la tierra, sacudiendo las montañas y causando todo tipo de terremotos y maremotos. Zeus, pensó que si los soltaba se calmarían, pero apenas los liberó de su prisión, comenzaron a arrojarle rocas y amontonar montañas, Zeus deseaba poner orden de una buena vez y para siempre, entonces descendió hasta el Tártaro donde se encontraban encadenados los Cíclopes y los Gigantes de cien brazos y les pidió ayuda para acabar con el flagelo de los Titanes.

Estos accedieron de buena gana y cuando por fin volvieron a ver la luz del sol se llenaron de energía y se lanzaron a la batalla con todas sus fuerzas. Tembló la tierra y se sacudió el cielo hasta que los Titanes quedaron sepultados bajo una montaña de rocas arrojadas por los monstruos de cien brazos. Los que sobrevivieron fueron arrojados al Tártaro y nunca más volvieron a salir de allí.

Ygdrasil

Los nórdicos fueron los primeros en investigar este plano astral el cual es un fresno Perenne. Es considerado el "árbol de la vida" o "fresno del universo"

Sus raíces y ramas mantienen unidos los diferentes mundos: Asgard, Midgard, Helheim, Niflheim, Muspellheim, Svartalheim, Alfheim, Vanaheim y Jötuheim. De su raíz emana la fuente que llena el pozo del conocimiento, custodiado por Mímir. A los pies del árbol se encuentra el dios Heimdall que es el encargado de protegerlo de los ataques del dragón Níohögrr y de una multitud de gusanos que tratan de corroer sus raíces y derrocar a los dioses a los que este representa. Pero también cuenta con la ayuda de las nornas que lo cuidan regándolo con las aguas del pozo de Urd. Un puente une el Yggdrasil con la morada de los dioses, el Bifröst, el arco iris, todos los dioses cruzan por él para entrar en el Midgard. Yggdrasil rezuma miel y cobija a un águila sin nombre que entre sus ojos tiene un halcón que se llama Veofölnir, a una ardilla llamada Ratatösk, a un dragón llamado Níohögrr y a cuatro ciervos, Dáinn, Dvalinn, Duneyrr y Duraprór. Cerca de sus raíces habitan las nornas.

Tumblr no0zudYzAw1qg20oho1 250
Yggdrasil by dwarfeater-d3ef2p5
Yggdrasil-final1
En un principio sólo existia el vacío. No había océano que ocupara su vasto imperio, ni árbol que levantase sus ramas o hundiera sus raíces. Mas al norte allá donde el abismo, se formó una fría región de nubes y sombras llamadas Niflheim. En el sur se formó la tierra del fuego, Muspellsheim.

Al unirse los doce ríos de Niflheim con los correspondientes de Muspellsheim se formo en el abismo una zona de gélida escarcha. Al derretirse esta con el viento calido del sur, surgió la primera de las criaturas del Ygdrasill: Ymir, un gigante de escarcha; del mismo hielo surgió una gran vaca llamada Audumla, e Ymir apagó su sed en uno de los cuatro manantiales de leche que fluían de la criatura. Cada uno de estos seres primarios tuvieron hijos de forma asexual: Ymir a partir de su propio sudor y Audumla lamiendo el hielo.

El matrimonio de Bestla, hija de Ymir, con Bor,nieto de Audumla, trajo a los tres dioses, Odín, Vili y Va, quienes muy pronto se volvieron en contra de la raza de los gigantes exterminándolos a todos menos a dos, que escaparon para perpetuar la raza.

Al calmarse el caos resultante del desbordamiento, al derretirse el hielo, los tres dioses sacaron el cuerpo inerte de Ymir fuera de las aguas y crearon la tierra, a la que llamaron Midgard, la Principal Morada.

De los huesos de Ymir se crearon las montañas y su sangre llenó los océanos. Su cuerpo se convirtió en tierra y sus cabellos en árboles. Con su calavera, los dioses formaron la bóveda de cielo, que atestaron de brillantes chispas de los fuegos de Muspellsheim. Estas chispas son las estrellas y los planetas.

Del suelo brotó Yggdrasill, el gran fresno, cuyas poderosas ramas separaban los cielos de la tierra y cuyo tronco constituye el eje de este plano astral. Muchas fuerzas viven en el sagrado fresno:

Cuatro ciervos mosdisquean los nuevos brotes antes de que reverdezca, el corcel de Odín, Sleipnir, pace en su follaje, la cabra Heidrun se alimenta de sus hojas y el dragón Níohögrr, un enorme monstruo que roe incesantemente sus raíces.

Yomi no Kuni

Una persona que se haya alimentado de cualquier fruto de Yomi-no-Kuni deberá quedarse allí para siempre, sin posibilidad alguna de regresar, condenando al que ha comido a permanecer por siempre en las profundidades del lugar. Si un ser humano llegara a respirar el aire de Yomi-no-Kuni, su cuerpo comenzaría a podrirse inmediatamente; y alguien sin alma o un demonio de bajo rango sería reducido a polvo. En las profundidades de este sitio, se encuentra sellados algunos de los legendarios asesinos semidioses.

La frontera que une Yomi no Kuni con el mundo humano (Yomotsuhirasaka) posee una roca llamada Kyo Gan Mon, esta enorme roca es la entrada real a Yomi-no-Kuni y normalmente se encuentra custodiada por un Dios. Sin embargo, cuando todos los Dioses asisten a la Reunión de Izumo, aquella entrada queda sin su guardián durante siete días (tiempo que dura la Reunión), tiempo en el cual muchos demonios intentan entrar. Este reino de muerte tiene continuidad geográfica con este mundo y ciertamente no puede ser concebido como un paraíso al que se aspiraría, ni puede ser descrito apropiadamente como un infierno en el que uno sufre las penas merecidas por los actos pasados; todo difunto continúa una existencia gris y oscura en la perpetuidad a pesar de su conducta en la vida.

En kanji, Yomi significan literalmente "manantial amarillo" o "manantial sulfuroso". Este término se deriva del reino de la muerte de la mitología china llamado Huáng quán (黄泉 o "manantial amarillo/sulfuroso"), el cual aparece en textos chinos tan temprano como el siglo XXIX D.N. Este oscuro y vagamente definido reino se creía que estaba localizado bajo la tierra, pero no fue sino hasta la Dinastía Han cuando se tuvo una concepción china claramente articulada de un inframundo.

Gaki-zoshi-scroll-of-the-hungry-ghosts-heian-period12th-century-tokyo-national-museum

Takamagahara

Takamagahara (高天原 "La Alta Llanura del Cielo"), es un lugar de la mitología japonesa. En el sintoísmo, Takamagahara es el lugar de morada del Kotoamatsukami kaj Kami.

Se cree está conectado con la Tierra por el puente Ama no uki hashi. En el culto sintoista, el kami se invita a dejar Takamagahara y entrar en un relicario o algún otro sitio purificado.
Amaterasu

Al comienzo, el Universo estaba sumido en una especie de materia batida espesa e informe a causa del caos, sumida en el silencio. Posteriormente, se escucharon sonidos que indicaban el movimiento de las partículas. Con este movimiento, la luz y las partículas más ligeras se elevaron; pero las partículas no eran tan rápidas como la luz y no pudieron ascender más. Es así, que la luz quedó en la parte superior de este plano astral, y debajo de ella, las partículas formaron en primer lugar las nubes y luego el Cielo, que sería llamado como Takamagahara. El resto de las partículas que no habían ascendido seguían formando una masa enorme, espesa y oscura, y sería llamada la Tierra.

Al formarse Takamagahara aparecieron los tres primeros dioses de la mitología japonesa:

  • Ame no mi naka nushi no kami ( 天之御中主神 ”Señor del Augusto Centro del Cielo”),
  • Taka mi musuhi no kami ( 高御産巣日神 ”Augustísimo engendrador” o “Divinidad de la Augusta Energía Vital”)
  • Kami musuhi no kami ( 神産巣日神 ”Divino engendrador” o “Divinidad de la Divina Energía Vital”).

Posteriormente, en Takamagahara surgieron dos dioses de un objeto que parecía a un brote de caña:

  • Umashi así kabi hikoji no kami (宇摩志阿斯訶備比古遅神 ”Antiguo príncipe encantador brote de caña”) y
  • Ame no toko tachi no kami ( 天之常立神 ”El que permanece eternamente en el Cielo”)

Estas cinco deidades, conocidos como Kotoamatsukami (別天神 ”Deidades Celestiales Independientes”); se formaron de manera espontánea, no tenían un sexo definido, no tuvieron una pareja (hitorigami) y luego de su surgimiento se ocultaron.

Posteriormente, surgen otros dos dioses:

  • Kuni no toko tachi no kami ( 国之常立神 ”El que permanece eternamente sobre la Tierra”)
  • Toyo kumo no kami ( 豊雲野神 ”Señor íntegro”)

También estos dioses surgieron de manera espontánea, no tenían un sexo definido y pareja y se ocultaron al nacer.

Luego, nacen cinco parejas de dioses (totalizando a diez deidades); cada pareja consiste en una deidad masculina y una deidad femenina:

  • U hiji ni ( 宇比地邇神 ”Señor del limo de la tierra”) y su joven hermana (y esposa) Su hiji ni ( 須比智邇神 ”Señora del limo de la tierra”),
  • Tsunu guhi ( 角杙神 ”El que integra los orígenes”) y su joven hermana (y esposa) Iku guhi ( 活杙神 ”La que integra la vida”)
  • Ō to no ji ( 意富斗能地神 ”El antepasado de la gran región”) y su joven hermana (y esposa) Ō to no be ( 大斗乃弁神 ”La antepasada de la gran región”)
  • Omo daru ( 於母陀流神 ”El perfectamente hermoso”) y su joven hermana (y esposa) Aya kashiko ne ( 阿夜訶志古泥神 ”La venerable”)
  • Izanagi ( 伊邪那岐神 ”Varón Augusto” o “Primer Hombre”) y su joven hermana (y esposa) Izanami ( 伊邪那美神 ”Mujer Augusta” o “Primer Mujer”)

Todas las deidades que abarcan desde Kuni no koto tachi hasta Izanami, son llamados en conjunto como Kamiyonanayo ( 神世七代 ”Siete Generaciones Divinas”).

Al contrario de los dioses espontáneos que se ocultaron, las cinco parejas de dioses decidieron reunirse y discutir sobre el destino de la Tierra, que todavía era una masa blanda e informe. Al final, decidieron que la pareja más joven, Izanagi e Izanami, debía hacer el trabajo y le encomendaron un augusto mandato: Arreglad y consolidad esta tierra en movimiento. Al aceptar la orden recibieron una lanza celestial llamada Ama o Nuboko, cubierta con piedras preciosas.

Izanagi e Izanami llegaron al Puente Flotante del Cielo y dejaron caer con suavidad la lanza y la agitaron sobre la masa, resonando el agua salada. Al retirar la lanza, el agua salada que caía del extremo se acumuló y se convirtió en una isla, llamada Onogoro (Espontáneamente coagulada). Ambos descendieron del Cielo y llegaron a la isla y de manera espontánea levantaron un augusto altar llamado Yashidono, con una columna celeste llamada Ama no mi Hashira (Sagrado Pilar del Cielo) y se edificó alrededor de la columna una sala de ocho brazas.

Luego, Izanagi e Izanami decidieron procrear las tierras, aprovechando que Izanagi tenía una parte del cuerpo que había crecido excesivamente e Izanami tenía una parte del cuerpo que no había crecido. Esta procreación se realizaría girando ambos en sentidos opuestos (Izanagi a la izquierda e Izanami a la derecha) alrededor de la columna de Yashidono, y encontrándose en él. Al encontrarse, Izanami fue la primera en hablar y luego Izanagi habló.

Ambos habían engendrado dos hijos: Hiruko (Niño Sanguijuela), a quien lo depositaron en un barco de juncos y lo arrastró la corriente; y Awa shima (Isla de Espuma). Sin embargo, Izanagi e Izanami estaban preocupados por haber engendrado hijos que no eran buenos y no fueron considerados hijos legítimos, posteriormente ambos dioses suben al Cielo y acuden ante las demás divinidades para saber qué estaba ocurriendo.

Las deidades le respondieron que la razón era que “la mujer había hablado primero y por eso no han ido bien las cosas”. Izanagi e Izanami descienden a la Tierra y nuevamente giraron sobre la columna y al encontrarse Izanagi habló primero y luego Izanami. Al hacerlo, engendraron un hijo, la isla de Awaji. Posteriormente, engendraron del mismo modo a las demás islas del archipiélago japonés: Hokkaido, Okinawa, Honshu, Shikoku, Kyushu, las islas gemelas de Oki y Sado, y por último, Iki.

Amaterasu cave edit2

Limbo

Se cree que el Limbo es un plano astral al que llegan las almas que no alcanzan el Inframundo, sin embargo es una hipótesis incorrecta.

El limbo es el "puente" que une todos los planos astrales y los dominios de la diosa Nerea.

Una vez llegas al limbo, abandonas tu cuerpo en el plano astral en el que estés y adoptas una forma incorpórea también llamada alma, gracias a esto, una vez decides regresar puedes optar por volver a tu plano astral y recuperar tu cuerpo o renacer en un nuevo plano astral, es por ello que ya que te pasar de un plano astral a otro, se le considera el puente entre los planos astrales.

El tiempo en el limbo transcurre de forma diferente en comparación al resto de planos astrales, en comparación a la tierra, el tiempo pasa lentamente, siendo 10 minutos en el limbo como 10 meses en la tierra, mientras que en otros planos como el Yggdrasil, 10 años en el limbo serían 10 días en el fresno.

Cuando fueron creados y divididos los planos astrales, hubo una guerra entre dioses para decidir quién se haría cargo de la tierra.

Izanagi alegaba que era su deber hacerse cargo de la tierra, mientras que Zeus alegaba que la tierra le pertenecía pues la había adquirido con su propia fuerza. Izanagi y Zeus, alentados por otros dioses que también clamaban ser dueños de la tierra, empezaron una guerra en el Naraka.

Nerea intervino en la batalla, haciéndoles ver que lejos de conseguir algo, lo único que lograban con aquella guerra era brindar muerte y destrucción al Naraka "¿Es este el mismo destino que buscáis para la tierra?" preguntó la diosa. Tras largo eones de negociación, llegaron al acuerdo de que la mejor opción era dividir la tierra en regiones a cargo de su determinado linaje de dioses, siendo Grecia para los hijos de Zeus, Japón para los hijos de Izanagi, Egipto para Horus... y así sucesivamente.

El limbo fue considerado un plano astral de paz, en el cual en una festividad muy similar al de Izumo, los dioses de todo índole y procedencia se reúnen para compartir experiencias y agradecer a la diosa Nerea por su imparcialidad.

Muchos humanos que gracias al limbo llegaron a otros planos astrales como el Yggdrasill y consiguieron volver a la tierra renaciendo o tras un coma, escribieron sobre lo que vieron en aquellos planos, tergiversando la historia de la humana.También se dio una situación similar con elfos, faunos, ninfas y otras especies que llegaron al mundo humano y escribieron sobre sus vidas en sus planos astrales de procedencia, confundiendo a muchos humanos y haciéndoles creer que aquello sucedía en su propio mundo.

Aquello originó la creación de una nueva norma en el Limbo; todos los recuerdos de las almas reencarnadas serían borrados ya fuera que renaciese como un ser de su misma especie o de una especie distinta, incluyendo el borrado de memoria a las almas que pese a no haber renacido hubiesen vuelto a sus cuerpos de origen.

Naraka

También llamado infierno por los Cristianos. En su día, fue igual a la tierra, más amplio incluso.

En su día, fue donde se dio lugar la guerra de los dioses, quedando devastado y corrompido hasta su núcleo, desde aquél entonces hasta día de hoy, todas las impurezas de los demás planos astrales son enviadas a este lugar, incluyendo almas demasiado oscuras como para ser selladas en Yomi ni Kuni.

Las almas desterradas a este plano astral son torturadas por todo un eón.

Cada eón, Vishnú toma su apariencia de destructor, incendia el Naraka hasta las cenizas y da paso a un diluvio regenerador que cubre el mundo y lo prepara para el próximo renacer, volviendo al Samsara (ciclo).

En la religión hinduista, confunden el Naraka con la tierra debido a su falta de conocimiento sobre el resto de dioses y la guerra entre los mismos.

The hell mosaic coppo di marcovaldo baptisterium florence

Inframundo

El inframundo o "Hades" es un término general que se emplea para describir al reino del dios Hades que se creía estaban situado debajo de la Tierra aunque en realidad lo que se encontraba allí era uno de los pasajes al Limbo. Este reino tiene distintos aspectos, incluyéndose en él los prados Asfódelos, la morada de los muertos (que es conocido como el Érebo o el Báratro) y el Tártaro, que es donde son atrapados los monstruos y los titanes antes de ser enviados al Naraka.

Los cinco ríos del reino de Hades y su significado simbólico eran el Aqueronte (el río de la pena o la congoja), el Cocito (de las lamentaciones), el Flegetonte (del fuego), Lete (del olvido) y Estigia (del odio), el río sobre el que incluso los dioses juraban y en el que Aquiles fue sumergido para hacerlo invencible. El Estigia forma la frontera entre el Limbo y el Inframundo.

Album-alb3097966 398a234e

La primera región del Hades comprende los Campos de Asfódelos, descritos en la Odisea,​ donde las almas de los héroes vagan abatidas entre espíritus menores, que gorjean a su alrededor como murciélagos. Solo libaciones de sangre que les son ofrecidas en el mundo de los vivos pueden despertarlos durante un tiempo a las sensaciones de humanidad.

Más allá queda el Érebo, que puede tomarse como un eufemismo para el Hades, cuyo nombre es temido. Hay en él dos lagos: el de Lete, a donde las almas comunes acuden para borrar todos sus recuerdos, y el de Mnemósine (‘memoria’), de donde los iniciados en los Misterios preferían beber. En el antepatio del palacio de Hades y Perséfone se sientan los tres jueces del Inframundo: Minos, Radamantis y Éaco. Allí, en el trivio consagrado a Hécate, donde los tres caminos se encuentran, las almas son juzgadas; vuelven a los Campos de Asfódelos si no son virtuosas ni malvadas y son enviadas al camino del tenebroso Tártaro si son impías o malas, o al Elíseo (Islas de los Bienaventurados) con los héroes intachables.

Caronte

Los fallecidos entran al inframundo cruzando el río Aqueronte, porteados por Caronte, quien cobraba por el pasaje un óbolo, una pequeña moneda que se solía poner en la boca de los difuntos antes de su funeral. Aquellos que no podían pagar tenían que vagar cien años por las riberas del Aqueronte, tiempo después del que Caronte accedía a llevarlos sin cobrar. Cuando la diosa Nerea se enteró de esto, castigó a Caronte con hacer lo mismo qué él les pedí a las almas, tras este suceso, Caronte no volvió a cobrar por el pasaje.

El otro lado del río era guardado por Cerbero, el perro de tres cabezas derrotado y domesticado para sí mismo por Hércules. Más allá de Cerbero, las sombras de los difuntos entraban en la tierra de los muertos para ser juzgadas.

Hades