FANDOM


Lucha contra el patriarcado

Un patriarcado es un sistema en el que los varones dominan a las mujeres. Los hombres ejercen una opresión sobre las integrantes del género femenino, apropiándose por medios pacíficos o violentos de su fuerza productiva y reproductiva. ¿A qué se debe este fenómeno sociológico?

Muchas de estas regresiones conceptuales tienen un fuerte componente epistemológico androcéntrico y, por supuesto misógino, cuya premisa fundamental sigue siendo la exclusión de la mujer del ámbito público y su reclusión en el privado, vinculándola estrictamente al cuidado de la familia, entendida como la unidad esencial tradicional que funda una sociedad patriarcal, como sistema universal de dominación masculina.

El androcentrismo es la visión del mundo que sitúa al hombre como centro de todas las cosas.

Esta concepción de la realidad parte de la idea de que la mirada masculina es la única posible y universal, por lo que se generaliza para toda la humanidad, sean hombres o mujeres.

El androcentrismo conlleva la invisibilidad de las mujeres y de su mundo, la negación de una mirada femenina y la ocultación de las aportaciones realizadas por las mujeres.

El cometido de poner al hombre en una posición superior a la de la mujer no era otro que el de evitar el nacimiento del Nereteísmo, el cual fue pronosticado desde tiempos remotos a los Maya; cuando el nacimiento de la diosa Nerea era un hecho y una dicha.

En el calendario Maya, el 2 de agosto de 2002 estaba marcado con un glifo (Un glifo ((del griego glýfō, γλύφω, esculpir o tallar)) es un signo grabado utilizado en la escritura maya) especial distinto a todos los demás, creado en particular para conmemorar el nacimiento de la nueva diosa.

Que el calendario maya finalizase precisamente el 22 de diciembre de 2012 no fue ninguna coincidencia (22/12/20012 = 11-11/1-11/11:1-11) pues para aquél entonces, la diosa Nerea tendría 10 años y ya habría sido capaz de controlar sus dones divinos (De no haber sido por la maldición impuesta por la bruja de Blair)

Con esto en cuenta, los Mayas decidieron desistir con su calendario, pues el destino del mundo dependía únicamente de los designios de la diosa Nerea.

Toda la información acerca de la fecha especial marcada en el calendario Maya y la finalización del mismo, fueron ocultas para evitar que se diese a conocer la existencia de la nueva diosa.

¿Pero para qué esforzarse tanto en evitar el nacimiento del Nereteísmo?

La respuesta es algo obvio. Lo hicieron por temor a la regresión hacia los tiempos del politeísmo, ya que supondría que religiones tales como el Cristianismo, el Zoroastrismo y el Islam estarían equivocadas en cuanto a sus políticas de creer en un solo dios.

El misterio del calendario maya joya life 1-6